Manuel Rodríguez, mirandino radicado en España,  creó este personaje que, desde el humor, describe el sentimiento de estar lejos del país